Territorio por el que se extiende las Cinco Villas

20 04 2009
La comarca de las Cinco Villas toma su nombre por ser Ejea de los Caballeros, Sádaba, Sos del Rey Católico, Uncastilo y Tauste, villas dotadas de privilegios tras la Reconquista por Alfonso I El Batallador, pero junto con estas villas la componen otros 26 municipios: Ardisa, Asín, Bagüés, Biel, Biota, Castejón de Valdejasa, CAstiliscar, Erla, El Frago, Isuerre, Layana, Lobera de Onsella, Longás, Luesia, Luna, Marracos, Navardún, Orés, Las Pedrosas, Piedratajada, Los Pintanos, Puendeluna, Sierra de Luna, Undués de Lerda, Huríes y Valpalmas.
Se extiende por un territorio de 3.062,5 km2 (de norte a sur desde las sierras exteriores del Pirineo hasta la depresión del Ebro, de este a oeste desde el río Gállego hasta las Bardenas Reales) y en ella viven entorno a 33.000 habitantes. Esta delimitación geográfica produce una espectacular variedad de paisajes – desde densas zonas boscosas hasta estepas semidesérticas-, climas –desde clima de montaña en las zonas con mayor altitud, pasando por clima mediterráneo y terminando en el clima semi-desértico en el sur- , así como fauna y flora adaptada a tales circunstancias climáticas y de relieve.

El patrimonio natural de las Cinco Villas es, por lo tanto, rico y variado: al norte se impone la sierra de Santo Domingo, cuyo norte está surcado por el río Onsella, protagonista de la Val d´Onsella y donde nacen otro 2 de los principales ríos de la Comarca: el Arba de Luesia y el Arba de Biel. Se trata de un espacio a caballo entre los paisajes mediterráneos y los paisajes más alpinos pirenaicos, lo que lo dota de una gran biodiversidad.

Bordeando la comarca encontramos la Bardena, los montes de Castejón y las sierras de Erla, Luna y Las Pedrosas. La Bardena es un espacio especialmente interesante y singular, donde destacan los bosques de pino matorral mediterráneo “las rallas” (singulares escarpes rocosos) y una variada flora y fauna, especialmente ornitológica.

Al este se encuentra el río Gállego, que marca la frontera con la Hoya de Huesca y el Ebro cierra la comarca al Sur, en el municipio de Tauste, interesantes puntos medioambientalmente hablando, que albergan una rica y variada flora y fauna.

Son muy abundantes los humedales, fundamentalmente en la parte sur de la comarca, donde habitan numerosas especies de aves, algunas de ellas anidan entre su tupida vegetación de carrizos y aneas, otras durante todo el invierno y otras como punto de descanso en sus vuelos migratorios.

Más información sobre el “Territorio de las Cinco Villas” en adefo.com

Anuncios